Tratamientos-Antiedad

¿Qué es el Botox?

 

El Botox o Toxina Botulínica es una sustancia que impide la contracción muscular.

Actualmente existen varias marcas de Toxina botulínica, con nombres comerciales diferentes, sin embargo se ha popularizado el nombre «Botox» para referirnos a todas estas marcas.

¿Para que sirve el Botox?

 

Las arrugas se producen por que diariamente tu cara genera gestos, por ejemplo los gestos de admiración, la cara de brava y la sonrisa.

Estos gestos se producen gracias a la contracción de los músculos de tu cara.

Cada vez que haces estos gestos tu piel se replega en la frente, el seño y alrededor de los ojos. Estos repliegues al principio solo se producen al gesticular, pero con el tiempo se van fijando y se convierten en arrugas fijas.   

El Botox impide la contracción de esos músculos responsables de replegar la piel. Se debe aplicar por una Dermatóloga especialista, para lograr un bloqueo muscular controlado y asegurar buenos resultados.

¿Cuáles son las consecuencias de usar botox?

 

Hay dos tipos de efectos secundarios:

  1. Los efectos Inmediatos, que estan relacionados con la punción de la aguja en tu piel. Si no se aplica con cuidado puede generar sangrado, hematomas, edema, morados (equimosis), y dolor local. En raras ocasiones puede generar dolor de cabeza o síntomas gripales. 
  2. Los efectos tardíos están relacionados con el efecto del Botox y su mala aplicación, por ejemplo la cara congelada cuando se aplica en exceso, o diferencia de un lado de la cara (asimetría) debido a inyección de forma incorrecta. 

Por eso es muy importante tener en cuenta estos 3 consejos:

  1. Comprueba que el procedimiento te lo realiza una dermatóloga especialista.
  2. Explícale a tu dermatóloga que resultados deseas. Cambios naturales o notorios.
  3. Busca resultados armoniosos según la proporción de tu rostro.